Pintura al horno la mejor opción para todos tus materiales

Pintura al horno

Mejora la calidad de tus productos con una técnica que supera los métodos tradicionales

Las prácticas de pintura tradicional quedaron muy atrás tras la aparición de una nueva técnica de trabajo: la pintura al horno. Al igual que toda la tecnología el tipo de trabajo para todas las piezas metálicas tuvo que evolucionar para proporcionar mejores y más efectivos métodos de trabajo que brindan una estética y durabilidad inigualable.

Solo con nosotros podrás encontrar al mejor aliado para la pintura de todo tipo de materiales que se adapten de acuerdo a tus necesidades o de la industria. Cada uno de nuestros procesos brinda un acabado preciso y uniforme, dando como resultado piezas impecables con una gran resistencia y durabilidad que muy pocos pueden ofrecer.

Cada una de las piezas es sometida a un tratamiento especializado para que la aplicación de la pintura al horno llegue hasta las partes más profundas de cada uno de los materiales. Durante el proceso, nos aseguramos de que toda la pieza logre un color uniforme que logra penetrar hasta las capas más complicadas de cada uno de los materiales.

Manejamos distintos procesos de Pintura

La pintura al horno permite crear terminaciones muy resistentes, incluso para puertas expuestas a la intemperie.

Al tener que someterla a temperaturas tan elevadas. El método de pintura en horno es un sistema de recubrimiento industrial en forma de polvo seco que se adhiere a las piezas formando una película homogénea de color.

Una vez aplicada se introduce a 150ºC logrado una terminación mucho más resistente y un acabado de gran dureza. La pintura al horno permite crear terminaciones muy resistentes, incluso para puertas expuestas a la intemperie.

Ventajas de la pintura horneada

  • Gran resistencia a temperaturas y rayos UV
  • Excelente acabado y terminación
  • Alta resistencia a agentes corrosivos
  • Excelente adherencia

La pintura electrostática, es un tipo de recubrimiento que se aplica como un fluido, de polvo seco, para crear un acabado duro, que es más resistente que la pintura convencional.

Piezas finales impecables, con alta resistencia y durabilidad.

Ventajas de la pintura electrostática

  • Recubre todo tipo de superficies metálicas, lisas o acanaladas
  • Penetra aún en zonas difíciles
  • El espesor del pintado es completamente homogéneo, siendo un recubrimiento parejo }
  • No requiere de aplicación de pinturas anticorrosivas previo proceso de pintura electrostática
  • Piezas finales impecables, con alta resistencia y durabilidad

¡No dudes en llamarnos para que podamos ayudarte!

Nuestros especialistas en el tema pueden brindarte toda la información que necesitas sobre los procesos que utilizamos para la pintura de piezas especiales, así como asesoría personalizada para que elijas de forma inteligente cuál es el tratamiento que cada uno de tus materiales o proyectos necesitan.

Contáctanos y con gusto te ayudaremos a encontrar el proceso ideal que tus piezas requieren.