Un hombre con una careta que cubre su rostro mientras está rodeado de chispas, es una de las imágenes más comunes que la mayoría de las personas puede reconocer con facilidad, muy en especial si se ha tenido la oportunidad de pasar junto a una obra de construcción o en un taller pequeño de fabricación. La soldadura es uno de los tantos procesos del trabajo de la construcción que se pueden identificar con sencillez, pero que en ocasiones desconocemos exactamente de qué se trata. 

En términos generales, la soldadura es un proceso mediante el cual se unen dos metales, aunque se pueden unir otro tipo de materiales como los polímeros. Para lograr que el trabajo de soldado quede perfecto se necesitan de tres piezas; una base, un material de adición y un relleno, este último que logra fundirse para luego solidificarse formando una unión mucho más resistente que los materiales base que se unen. 

Para lograr llevar a cabo de forma exitosa este proceso es necesario contar con la protección necesaria, ya que existen algunos riesgos para la salud que se pueden provocar a causa de una mala técnica y la falta de los elementos necesarios para salvaguardar el cuerpo. Es por eso que se usan cascos protectores, guantes, protectores corporales y hasta en algunos casos aparatos que faciliten la respiración mientras se realiza el trabajo. 

Tipos de soldadura

Aunque sea un tanto difícil de creer, en especial para los menos experimentados o primerizos en el tema de la construcción, existen diversos tipos de soldadura de los que se pueden sacar provecho, los cuales pueden variar de acuerdo a las necesidades específicas de cada uno de los trabajos que se vayan a realizar.

A continuación te explicamos cuáles son los tipos de soldadura que se utilizan más comúnmente. 

Soldadura MIG

Mejor conocida como soldadura por arco gas metal (GMAW, por sus siglas en inglés), es la soldadura mejor conocida y más sencilla que se pueda aplicar o incluso aprender. Esta es denominada como MIG por usar gas inerte metálico, el cual es perfecto para trabajar sobre aceros suaves, inoxidables y de aluminio. 

Soldadura TIG

Para este tipo de soldadura se hace uso de gas tungsteno inerte, un proceso que requiere de una mayor experiencia por parte de quien quiera realizarla a fin de obtener los resultados deseados. Por lo general es usada en aquellos trabajos en los que se requiere de un terminado de alta calidad, el cual no requiera de un trabajo de limpieza posterior. 

Soldadura por arco

La soldadura por arco es uno de los tipos de soldadura básicos que se puede llegar a dominar de forma sencilla, mismo que es utilizado en diversas áreas como la manufactura, construcción y hasta para la realización de reparaciones sencillas. En general se usa para metales mayores a los 4 milímetros de espesor, mientras que en materiales más delgados se suele utilizar el tipo de soldadura MIG.

Soldadura por gas oxiacetilénica

Por lo general este tipo de soldadura no es usada para los trabajos sobre aceros suaves, ya que su proceso consta de la mezcla de oxígeno y gas acetileno con la que se crea una llama que logra derretir los metales. Esta se usa en procesos de mantenimiento y corte de metal a través de gas, así como para unir metales suaves como el cobre, bronce o partes delicadas como las tuberías de aluminio para refrigeración. 

 

Todos estos procesos requieren de personas capacitadas y con el conocimiento necesario para lograr un trabajo perfecto, es por eso que en Molduras de Lámina contamos con el personal calificado para lograr acabados perfectos.

Si tienes algunas dudas sobre los tipos de materiales no dudes en contactarnos para que un asesor puede ayudarte a resolver todas tus preguntas y que elijas los mejores productos para cada uno de tus proyectos.

Call Now Button
Habla con un asesor