“Comunicar espacios a diferentes alturas”, es quizá una de las definiciones más precisas para describir cuál es la función de una escalera, sin embargo, su origen nos lleva a las primeras civilizaciones antiguas. 

En la Edad Antigua, el uso de la escalera se regía por su valor de utilidad por lo que en general las primeras construcciones eran en forma recta, tal es el caso de las pirámides. Ya en la Edad Media, las escaleras adoptaron un valor militar y estratégico, dando paso a la afamada escalera de caracol que marcó esta época. 

Actualmente, el uso de la escalera es vital en la sociedad, por lo que sigue en constante evolución e incluso se ha llegado a considerar como una creación escultural y arquitectónica de casi cualquier tipo de construcción, en especial si se trata de las grandes ciudades. 

Por ser un elemento tan importante dentro de nuestra sociedad, es necesario que conozcamos los tipos de escaleras ideales para cualquier espacio.

Tipos de escaleras

Lo primero que hay que entender de las escaleras es que estás se componen de dos elementos básicos: huella o pisa, que es la parte horizontal del peldaño; así como, tabica o contra pisa, que es la parte vertical del peldaño. Pero más allá de estos elementos, los tipos de escalera se pueden dividir en: 

Escaleras fijas: son las más comunes que podemos encontrar en cualquier construcción y funcionan para conectar dos espacios dispuestos a diferentes alturas. 

Escaleras transportables: son aquellas que usamos en nuestro día a día para facilitarnos el alcanzar cualquier tipo de objeto o llegar a sitios muy altos. Un buen ejemplo, es el tipo de escalera de aluminio que casi todos tienen en casa. 

Escaleras por uso: estas hacen referencia a aquellas definidas como escaleras de incendio, de servicio, y hasta las de escala, las cuales son construidas a base de cuerdas. 

Escaleras por mecanismo: estas son aquellas escaleras móviles que funcionan a través de un proceso mecánico, las cuales por lo general son utilizadas en los centros comerciales. 

Tipos de escaleras para cualquier espacio

Son muchos los diseños arquitectónicos que podemos encontrar para el diseño de una escalera, pero en muchas ocasiones el espacio juega un papel muy importante a la hora de su colocación. Es por eso que a continuación te dejamos algunos tipos de diseño de escalares que pueden funcionar a la perfección en cualquier tipo de espacio. 

Escaleras rectas

Este tipo de escalera es una de las más comunes en cualquier tipo de construcción, ya que están diseñadas de forma lineal sin que nada se interponga en el camino. Sin embargo, se pueden hacer pequeñas modificaciones, tal es el caso de la escalera de dos tramos, la cual cuenta con un pequeño “descanso” para después volverse a unir con el tramo inicial. 

De la misma forma y si queremos darle un toque mucho más sofisticado, podemos optar por las escaleras de tres o cuatro tramos, las cuales son mucho más funcionales en construcciones más altas o que requieran conectar dos espacios muy alejados uno de otro. 

Escaleras curvas

Las escaleras curvas son quizá construcciones más elegantes para cualquier tipo de construcción, ya que visualmente generan una sensación de sofisticación del espacio, incluso en espacios reducidos. 

Escaleras de caracol

Si se cuenta con muy poco espacio, las escaleras de caracol son una muy buena opción de construcción, ya que estas se forman a partir de un eje del que sobresalen todos los peldaños para formar un círculo perfecto de ascenso. 

Add Comment

Call Now Button
Habla con un asesor