Al hablar de productos que puedan combinar funcionalidad y estética no podemos dejar de lado la galvateja, uno de los materiales de construcción más utilizados en los últimos años por su gran apariencia estética. Se trata de uno de los materiales más utilizados para la construcción de techos ya que asemeja a un tejado muy estilizado que mejora los acabados arquitectónicos de la construcción. 

La galvateja es elaborada a partir de una lámina de acero galvanizado, la cual pasa por un proceso de pintado, acanalado y troquelado que le proporciona esa apariencia de teja tradicional de barro, pero combinada con la resistencia y gran durabilidad. Además cuenta con un acabado que ayuda a reflejar los rayos UV, así como a controlar la temperatura del interior. 

Este tipo de material es uno de los más usados dentro de la industria de la construcción ya que cuenta con una durabilidad de hasta 30 años, sin contar que su mantenimiento es mucho más económico que la teja tradicional. Su instalación es muy sencilla que se puede hacer en poco tiempo, además de ser fácil de manejar y contar con un sistema de ventilación para eliminar la humedad. 

Ventajas de la galvateja

Como bien lo mencionamos, son muchas las ventajas arquitectónicas, económicas y de colocación que podemos encontrar al usar la galvateja, por lo que se puede usar en diversos proyectos como techos residenciales, cocheras, establos, centros comerciales y hasta palapas. Es por esto que se puede destacar que entre sus ventajas encontramos que: 

Seguridad: Este tipo de lámina no es inflamable, por lo que puedes tener tranquilidad en caso de que esté involucrada en un incendió e incluso si es impactada por un rayo en medio de una tormenta. 

Amigable con el medio ambiente: La galvateja es uno de esos productos que pueden ser reciclables al 100%, a diferencia de otro tipo de materiales que solo incrementan los desechos provenientes de la industria de la construcción. 

Refleja el calor: La eficiencia energética de este tipo de material ayuda a reflejar el calor solar, que a su vez logra reducir los costos que se pueden generar por procesos de enfriamiento, ya que cuenta con un sistema de ventilación natural que le permite eliminar el calor y la humedad. 

Fácil instalación y estética: Por su forma acanalada, este tipo de lámina se puede instalar de forma segura en un par de minutos, ahorrando tiempo y dinero en el presupuesto de instalación. Y por su acabado le brinda a cada uno de los espacios un diseño elegante que se lleva bien con la arquitectura de casi cualquier construcción. 

Durabilidad: La galvateja no requiere de costosos tratamientos de mantenimiento, a diferencia de otros materiales usados para los mismos fines. Además logra soportar fuertes ráfagas de viento sin sufrir agrietamientos o corrosiones en su estructura, lo que ayudará a ahorrar una buena cantidad de dinero.

Add Comment

Call Now Button
Habla con un asesor